Calefacción por suelo radiante y suelos de madera maciza

iStock_000003912651Medium gulvvarme CMYK.jpg

Podemos asegurarle que su suelo de madera maciza puede combinarse perfectamente con sistemas de calefacción por suelo radiante.

Junckers, único fabricante de suelos de madera maciza, puede garantizar que sus suelos pueden combinarse con sistemas de calefacción por suelo radiante. Cada año suministramos miles de metros cuadrados de suelo de madera para su uso en combinación con calefacción por suelo radiante. Lo hemos hecho durante más de 25 años.

Ya sea que su suelo esté destinado a una vivienda, una tienda, una oficina, un pabellón de deportes o un estudio de danza, contará con la alta calidad que distingue a todos los suelos de madera maciza de Junckers.

A los arquitectos, técnicos y constructores les resultará fácil combinar los sistemas de suelo Junckers con la calefacción por suelo radiante. Los sistemas de suelo de la competencia a menudo requieren costosas adaptaciones. En Junckers aún no nos hemos encontrado con un sistema de calefacción que no funcione con nuestros suelos. Ofrecemos un completo soporte técnico y asesoramiento en el diseño para que pueda estar seguro de que el rendimiento de su piso sea el óptimo. De este modo el usuario final consigue un suelo comprobado y de perfecto diseño, cuyo funcionamiento sin problemas durante décadas está garantizado.

¿Cómo puede garantizar Junckers la compatibilidad con los sistemas de calefacción por suelo radiante cuando nadie más puede hacerlo?

La explicación es que los suelos que produce Junckers son de madera maciza de gran estabilidad.

La conseguimos mediante un largo tiempo de secado, durante el que llevamos a cabo estrictos controles de calidad a lo largo de todo el proceso. Así garantizamos una gran uniformidad en el contenido de humedad de todas las placas del suelo terminado.

La uniformidad en el contenido de humedad permite que, al expandirse y contraerse el suelo a lo largo del año, como hacen todos los suelos de madera, los huecos que presentan las juntas de un suelo de Junckers durante el período de funcionamiento de la calefacción sean muy pequeños y uniformes. Muchos otros productos presentes en el mercado tenderán a presentar huecos visibles más grandes y dispares en las juntas, que podrían resultar antiestéticos o, en el peor de los casos, provocar daños en el suelo.

Por eso muchos fabricantes no recomiendan sus suelos para su uso con sistemas de calefacción por suelo radiante.